miércoles, 16 de mayo de 2007

El saludo



Uno de los conceptos enunciados es el saludo.

El saludo es una característica de buenos modales de las más populares. En todos los países hay modismos que se manifiestan en el saludo.

El saludo más utilizado en China durante las presentaciones es "ni hao ma", cuyo significado es ¿Cómo está usted?. O sea, similar a lo que para los ingleses es "how are you".

Este modismo señalado es común, existente en muchos países, sin embargo, en China se distingue durante el saludo un alto grado de respeto y precedencia. La persona de mayor edad es la que inicia las presentaciones. En ese país se tiene un gran respeto por los mayores. Allí se debe saludar a la persona de mayor edad antes que a cualquier otra persona. Los más jóvenes siempre deben saludar a los más mayores.

En Francia sin embargo, se distingue una histórica tendencia por los modales refinados. La amabilidad de los franceses se refleja en largos apretones de manos y besos en las mejillas. Difieren en este aspecto de Ingleses y Alemanes, que se muestran mucho más fríos y distantes.

En España, por regla general, los caballeros se dan la mano. Las mujeres suelen darse dos besos en las mejillas.

En Uruguay, el saludo más común empleado para saludar a alguien es con un firme y caluroso apretón de manos. Las mujeres generalmente se dan un beso en una mejilla.

Los saludos verbales dependen de la situación.Por ejemplo, la expresión "Hola" es un saludo común y casual. En cambio "Buen día" es un saludo más formal.

Es costumbre saludar individualmente a cada miembro de un grupo reducido de personas. En tanto en las ciudades, no se suele saludar a los extraños que pasan por la calle, pero en las zonas rurales el saludo entre gente desconocida es común.

.En E.E.U.U. ocurre algo diferente, pues los modales americanos están basados en el sentido común, la práctica y el sentido de igualdad entre todas las personas.

Por ejemplo los neoyorkinos se muestran por lo general alegres y saludan de forma amistosa. Lo hacen a través de un enérgico apretón de manos.

En Japón, los habitantes de ese país son muy protocolarios y de gran respeto por sus costumbres y sus mayores. Incluso en la actualidad conservan costumbres ancestrales. Uno de los rasgos más salientes de su cultura es el saludo. La reverencia practicada por ellos al saludar, da una pauta de la importancia de la persona saludada. Cuanto mayor es la reverencia y de mayor duración, mayor es la importancia de la persona a la que se saluda

Como se contempló, en cada pueblo existen modismos de saludos, y en cada caso hay rasgos a tomar en cuenta para extraer conclusiones y reflexionar. Esto conlleva indefectiblemente a perfeccionar la conducta particular de uno mismo.

Por ejemplo, el respeto por las personas mayores en China, está enunciado en el Pentateuco: “Delante de las canas te levantarás y honrarás el rostro del anciano” (Levítico 19:32).Por lo tanto, dado que el saludo es tan importante, tanto desde el punto de vista racional humano, como por mención bíblica, es necesario practicarlo adecuadamente y no pasar por alto este rasgo tan importante que pertenece a la gama de los buenos modales.

Saludo al retirarse

Lo expuesto hasta aquí, posibilitó la apreciación de los distintos pormenores concernientes a la importancia del saludo al presentarse. Antes bien, también al retirarse uno debe saludar. La realidad manifiesta, que es común en muchas personas saludar cordialmente cuando ingresan, pero cuando se retiran, no prestan demasiada atención al saludo de despedida.Este debe ser tema de consideración, pues tiene tanta importancia el saludo al retirarse como el que se manifiesta al entrar.

En la actualidad se lleva un ritmo de vida acelerado. En reiteradas circunstancias sucede, que un individuo llega a su hogar para el almuerzo, y al entrar, saluda cordialmente a su esposa, se sienta a la mesa, y esta sirve la comida que preparó con esfuerzo. Ambos comparten el plato de ocasión, y dialogan brevemente. Sin embargo, el hombre debe retornar a su trabajo, por eso almuerzan rápidamente.

Al cabo de unos pocos minutos, ella se levanta a buscar las frutas que compró para servirlas, y cuando regresa halla que su esposo ya no está. Este es un caso común de descuido en el saludo al retirarse, y es algo que debe mejorarse.

No importa si uno recibió un llamado telefónico al celular y le comunicaron algo de carácter urgente, que lo motivó a salir a toda prisa. Tampoco si la agenda electrónica le recordó que tiene una cita importante.

Antes de retirarse, corresponde ser respetuoso y considerado con su prójimo, debe saludarlo.

Páginas vistas en total

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin